Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Ana Castillo Moreno’ Category

Cuando al finalizar el largo día,
vacíos ya los ojos por el llanto,
quiebre el mundo esta bóveda
de oscura soledad
y, rutilante de esperanza, emerja
al alba su esplendente arquitectura,
veré la luz soñada
llegar hasta mi rostro;
y ya habré conocido
la plenitud del beso.

¡Qué cansancio de anhelos me consume!
¡Es tan denso el plumaje que me envuelve…!
¡Cuánto vuelo asomándose a mis ojos!

Y ella distante, confiada, sonriente;
fuera del tiempo y del dolor…

¡Tan sola!

De mi libro El Despertar de las Adelfas

Ana Castillo Moreno

Read Full Post »

Estas navidades

Estas navidades
cerrarán un ciclo muy importante de nuestras vidas
y abrirán las puertas a una nueva andadura
en la que nos sentiremos leves, mágicos, dispuestos a recibir,
recibiendo los dones espirituales y materiales tanto tiempo anhelados,
porque ya llegó la hora de la felicidad, del no sufrimento.
En nuestro nuevo mundo no tiene cabida el dolor ni la enfermedad,
así lo decreto.
En nuestro nuevo mundo somos hermosos en el cuerpo físico y en el espíritu,
así lo decreto.
en el nuevo mundo nuestro no existe el miedo, así lo decreto.
En nuestro preciado nuevo mundo compartimos lo que somos,
porque solo somos AMOR; ASÍ LO DECRETO.
Un beso enorme para todos.

Ana Castillo Moreno

Recetas fiestas y navidades

Read Full Post »

Éxtasis

Ligero,
como el aire que lo envuelve,
palpita el corazón.
Alado
como gasa que ondulase
su talle sobre el viento.

Ligero, ligerísimo.
Ascendiendo.

Amanece en la noche.
Efluvios aromáticos exhalan
las vírgenes estrellas de los sueños.
No hay lugar para el lloro.
No hay espacio
para la sombra turbia de la duda.
La mañana agranda sus fronteras
cual delgado cristal que dilatara
los vuelos de sus límpidos espejos.

Amorosos,
cortejan los sentidos
al alma enardecida.

Nada puede oponerse ya a su anhelo.

Elevarse
ataviada de encantos y delirios.
Alcanzar
el abrazo que enajena,
el beso que resume la armonía.

Enmudece la voz.
Huyen los ojos.
Se ciñe la mirada a lo infinito.

El Amor, que ya es fuego, adquiere forma.
Se ha fundido el Deseo con la Luz.

Ana Castillo Moreno

20 minutos

Read Full Post »

Mi nombre es Ana Castillo Moreno. Vivo en Mérida (Badajoz), en España. Trabajo en esta ciudad como maestra en un colegio público.

Durante toda mi vida he ido en busca de algo que se empeñaba en aparecer en una nebulosa hiriente. No conocía su nombre, yo lo llamaba felicidad.

Ahora sé que no me buscaba si no a mí misma, a mi verdadero yo, a la Luz. Aún ando en esa búsqueda, pero la nebulosa va tornándose más clara y su contorno menos punzante. A ello me han ayudado los amigos y personas maravillosas y atractivas con las que me he encontrado desde que me inicié hace tres años en Reiki y luego en Pránica. No dejo de leer e interesarme por todo lo que llega a mis manos sobre sanación y espiritualidad.

Algún día sintetizaré mis experiencias y perfilaré mi camino en este aspecto de mi vida. En otro aspecto, la escritura, y sobre todo la poesía, sirven de vehículo maravilloso para expresar todo este maremagno de sensaciones.

Tengo publicados tres libros:

El Despertar de las Adelfas. En el año 2.000 por la Diputación de Badajoz. En la colección Alcazaba. Recopilación de poemas escritos a lo largo de varios años. Un auténtico esfuerzo de práctica poética. Supuso el acicate para continuar.

Vuelos de Eternidad. En el año 2.000 subvencionado por el CEDER de la Campiña Sur. Se me escapó de los dedos del alma. Aún hoy sigo descubriéndome en nuevas ignoradas facetas dentro de él.

Petra, la Noche, Tú. En el 2.001 en la Colección El pájaro Solitario. Tomando como excusa poética la increíble y misteriosa ciudad jordana de Petra.

Pertenezco a la tertulia poético literaria Gallos Quiebran Albores . En ella hemos publicado varias antologías, como Cometas de Luna Blanca o Poemario de Bitácor.

Paso a escribir un poema de El Despertar de las Adelfas.

Y ME QUEDÉ DORMIDA

Y me que dé dormida
sobre el diván del tiempo.
Ninguna flor dejaba
su aroma entre mis dedos.

Lejano iba pasando,
junto a mi rostro, el cielo.

Desanudado todo
de su latir primero,
ya retener no pude
en mi soñar los sueños.

Lejano iba pasando,
junto a mi rostro, el cielo.

Sola. A mi sola ausencia
encadenada vengo.
Ni siquiera soy sombra
en tus claros espejos.

Se me ha dormido el alma
sobre el diván del tiempo.

Ana Castillo Moreno
aliciahaya@yahoo.es

Compartiendo Abundancia Copyright© 2005

Read Full Post »

Quiero retomar mi participación en Compartiendo Abundancia. Les envío un poema de mi libro Vuelos de Eternidad. Este libro cada vez que lo leo me sugiere con más claridad, que me fue dictado por un subconsciente sabio sin que yo entonces advirtiese la profundidad de su contenido. Sólo me daba cuenta entonces de que, a diferencia de otros poemas, los de este poemario brotaban sin esfuerzo. Ahora voy comprendiendo que se trataba de una manifestación de La Fuente, de mi Ser Interno.


“Flotamos en el viento,
somos plumas
viajando al paraíso de las aves.
El cielo es transparente como un niño.
Las nubes han bañado nuestros rostros
y nos sentimos limpios.
Ya nada es comparable a no ser nada,
ser sólo pluma leve en el espacio.
Ya nada es comparable a serlo todo,
ser plumas de algún ave prodigiosa.”

¿Qué te sugiere?

De mi libro: Vuelos de Eternidad
Ana Castillo Moreno
aliciahaya@yahoo.es

Read Full Post »